julio 18, 2024

agenciaesquema.com

Por: Eugenio GONZÁLEZ | El Piñero

Veracruz, México.- En una jornada que parece sacada de los libros de ciencia ficción, el termómetro se ha disparado en el estado de Veracruz, llevando a los habitantes a soportar un calor abrasador. Según datos proporcionados por la Comisión Nacional del Agua (Conagua), la sensación térmica en Coatzacoalcos, al sur del estado, alcanzó la escalofriante cifra de 59 grados centígrados este viernes 16 de junio.

Las altas temperaturas también se hicieron sentir en otras localidades veracruzanas. En Tuxpan, al norte de la entidad, se registró una sensación térmica de 52 grados, seguido de Boca del Río con 41 grados. Orizaba y Xalapa también padecieron el calor, con 33 y 30 grados respectivamente.

Ya pasando el mediodía, las temperaturas máximas en el estado de Veracruz superaron los 44 grados. Sin embargo, en algunas regiones, la sensación térmica ha rebasado los límites de lo imaginable, como en el caso de Coatzacoalcos, donde se experimentó una sensación térmica de 59 grados.

Los municipios más afectados por las altas temperaturas incluyen Las Choapas, Coatzacoalcos, San Andrés Tuxtla, Hueyapan de Ocampo, Ángel R. Cabada, Tuxpan, Álamo, Medellín, Veracruz, Boca del Río y Tierra Blanca.

Esta ola de calor sin precedentes ha provocado una serie de desafíos para los residentes de Veracruz, quienes deben enfrentarse a condiciones extremas y peligrosas para su salud. Las altas temperaturas pueden aumentar el riesgo de deshidratación, insolación y otras enfermedades relacionadas con el calor, especialmente para los grupos más vulnerables, como los niños pequeños y los adultos mayores.

Ante esta situación crítica, las autoridades locales han emitido recomendaciones para protegerse del calor extremo, como evitar la exposición al sol en las horas pico, mantenerse hidratado, vestir ropa ligera y utilizar protector solar. Asimismo, se ha instado a la población a estar atenta a cualquier señal de malestar o complicación relacionada con el calor y buscar atención médica de inmediato.

El impacto de esta ola de calor no solo se limita a la salud de los habitantes de Veracruz, sino que también amenaza a los sectores agrícola y ganadero, que dependen del clima adecuado para su subsistencia. Los cultivos y el ganado se ven afectados por las altas temperaturas y la escasez de agua, lo que pone en riesgo la seguridad alimentaria y la economía local.

Mientras los veracruzanos luchan por sobrellevar este insoportable calor, es fundamental que las autoridades implementen medidas para mitigar los efectos de esta ola de calor y se preparen para futuros eventos climáticos extremos. La adaptación y la planificación adecuada son cruciales para proteger a la población y garantizar su bienestar en un clima cada vez más impresionante.

Redacción ESQUEMA Noticias

Ver todas las publicaciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¡Agencia Esquema te escucha!
Hola 👋
¡Agencia Esquema te escucha!