julio 18, 2024

agenciaesquema.com

 Soy un pecador… lo confieso, y es que como resistirme si cada vez que pasaba ella estaba ahí, al alcance y siempre dispuesta a entregarse a quien pagara su precio, eso sí, de contado. Varias fueron las veces que discretamente me paraba en la esquina o muy cerca de ella conformándome con solo mirarla o absorber su aroma, ese aroma embriagador que hacía que sintiera no mariposas, sino pajarillos en el estómago, siempre ahí, siempre perfecta, siempre mostrando sus “carnes” como apelando al dicho que dice “el que no enseña no vende”… como resistirme, acaso alguien podría?… aguanté lo más que pude, hasta que esa mañana de abril me fue imposible controlar este casi salvaje instinto… mi corazón se aceleró, las manos me empezaron a sudar e incluso la vista se me nubló, pero sobreponiéndome a todo ello, con pasos torpes me le acerque y una vez que la tuve frente a mí, una obesa mujer con voz autoritaria preguntó mientras extendía la mano, la quieres?  la respuesta fue asintiendo con la cabeza y en automático pagué por ella, la tome y me la lleve sin importar las indiscretas miradas de quienes estaban en el lugar, caminé apresuradamente buscando un alejado y solitario lugar para finalmente calmar esas ansias que me estaban consumiendo…. Mis manos temblaban mientras contemplaba su exquisita “figura”… para que contar lo que pasó después, solo dire que no me equivoque y que fue tal y como siempre lo imaginé… jamás, jamás en mi vida disfrute como ese día…………………………………..

¡Una torta de jamón¡

Redacción ESQUEMA Noticias

Ver todas las publicaciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¡Agencia Esquema te escucha!
Hola 👋
¡Agencia Esquema te escucha!