Agencia Esquema

Diputado 501…¿RESURRECCIÓN DEL NACIONALISMO?

Print Friendly, PDF & Email

Antonio TENORIO ADAME

Abril 09 de 2023… El nacionalismo en México ha vuelto a resurgir; el presidente Andrés Manuel López Obrador lo hizo saber luego de haber firmado la transferencia de 13 plantas de energía propiedad de Iberdrola, empresa española con un valor de 6 mil millones de dólares, a la Comisión Federal de Electricidad.

A su vez, el Presidente se encamina a conmemorar el 104 Aniversario de la muerte de Emiliano Zapata con un Nuevo Agrarismo, basado en la reafirmación de la propiedad originaria de la Nación otorgada su dominio a las comunidades originarias y ejidales.

¿A fines de sexenio resucita el nacionalismo mexicano?

POR LA NEGATIVA

La intención primordial del tabasqueño es fortalecer el embrión del nacionalismo mexicano en los tiempos presentes, que permitan a la 4T mantener el poder con respaldo legitimo y eficiencia de logros sociales de bienestar y seguridad. Son tiempos de balances y adioses.

Aunque no todos los ciudadanos opinan de manera semejante, hay quienes piensan distinto al considerar que una operación de mercado carece de la fuerza compulsiva de la expropiación como acto supremo de soberanía del Estado. Se trata de un acto mercantil, aseguran.

De cualquier manera, AMLO no privatiza los bienes de la Nación, como sus predecesores. Si sus disposiciones carecen del vigor del pasado, no obstante van en ese sentido, porque lo importante es valorar el peso y dimensión del nacionalismo en tiempos reales.

La percepción de un nacionalismo tenue o marginal, en buena medida, se debe a que ha estado fuertemente vinculado con el interés nacional del desarrollo económico como expresión de bienestar continuo capaz de sostener una nación vigorosa ante amenazas del exterior .

Sin embargo, el nacionalismo no se reduce a alcanzar metas económicas únicamente.

Una reflexión de mayor visión debe incluir las variables de las que se integra la Nación, en especial las de orden del territorio y la población:

Recordar a Renan quien definía a la Nación como el plebiscito cotidiana.

El nacionalismo mexicano vigente mantiene repercusiones de la Revolución Mexicana, a través de hechos culminantes derivados de la Constitución de 1917:
a.- La Expropiación petrolera, como expresión suprema de soberanía,
b.- El reparto agrario, la propiedad originaria de la Nación,(27 const.) y
c.- El espíritu de la doctrina Carranza de “no intervención” y “autodeterminación de los pueblos”.

Por tanto, el principio de nacionalidad quedó ratificado con la definición de origen , tanto del territorio como de población (30 const.).

El poder reconstituyó la Nación en la vía de la restitución de derechos originarios, cuya distorsión provenían de tres siglos anteriores: encomiendas, mayorazgos, latifundios, haciendas, etc..0

POR LA AFIRMATIVA

El nuevo Estado nacional marcó su dominio en todos los órdenes de vida social; frente al mercado se le percibió como una intervención de Estado o un estatismo social, que mantuvo como aspiración de generar una igualdad equitativa social, un mejor comportamiento de la economía de mercado a favor del desarrollo económico.

El Estado social revolucionario , sin embargo, no contó con los instrumentos funcionales para alcanzar sus logros, ademas de la distorsión de la naturaleza de una economía de mercado bajo la égida de acumulación concentrada del capital, bajo dominio imperial en el comercio internacional.

De tal modo el comportamiento de los logros de la economía fue variable, según la vinculación de la economía del mercado norteamericano, a partir del cual se mantuvo la dependencia, siendo favorecido en la post guerra, favorecida con la compatibilidad de factores internos con el exterior en los momentos del desarrollo estabilizador orientado a la sustitución de importaciones.

El control de dominio político marcado por la guerra fría llevó a una relación binacional encapsulada por la tensión política en la política autoritaria del Departamento de Estado a través de la OEA y el Tratado de Río de Janeiro, con el predominio de regímenes duros en el continente para evitar el contagio de reformas sociales inspiradas en el nacionalismo mexicano.

Las dictaduras del Caribe y Centro América fueron barridas por sus pueblos abriendo paso una nueva generación que enfrentó directamente la hegemonía imperial norteamericana como ocurrió con las revoluciones en Cuba, Nicaragua y Venezuela, posteriormente excluidos de la democracia electoral por pretender marginar el objetivo del desarrollo económico de mercado al quedar relegado por la intención de un ejercicio pleno de soberanía ante el exterior.

La transformación de América Latina camina en dos vías principales, por un lado los países que confrontan la hegemonía continental de los Estados Unidos, de los llamados países “bolivarianos”, y por la otra, países que difieren con la hegemonía del Capitolio de Washington pero ofrecen vías alternativas para una negociación compartida más racional, como lo muestra la Conferencia para la contención de la inflación en la región continental.

APROBADA PARA SU PROMULGACIÓN

La participación de México en el marco de la relación con América Latina se basa en dos principios :

PRIMERO, al formar parte del Tratado de Mexico, ESTADOS UNIDOS, y Canadá.
SEGUNDO, al hecho de ser un país de migración múltiple, al propiciar la emigracion de población de origen, de tránsito y de retorno. Además, debe considerarse sus orígenes y condiciones históricas compartidas con los países hispano-parlantes de la región.

En tal razón, la complejidad de interpretación del nacionalismo mexicano en la actualidad no es simple. Sin temor a equivocaciones, la nacionalidad mexicana atraviesa por un periodo de debilidad y contradicciones, al contrastar su aportación con la nacionalidad americana, ahí se altera el sentimiento de identidad rebasado por el pragmatismo de beneficio, cuyo saldo casi siempre es a favor de la nacionalidad que brinda mayores ventajas.

Como una señal de su complejidad se citan las tendencias de homofobias excluyentes, racistas, del siglo XIX con el rechazo de españoles señalados como colonizadores, en cambio en los tiempos que transcurren, los estadounidenses no son motivo de la cólera o indignación de mexicanos, razonamiento explicado como resultado de la intercalación de mexicanos en el desplazamiento migratorio, una circunstancia no asumida aún que ha borrado la frontera de diferencias y exclusiones.

La reforma constitucional del artículo 30 del 18 de mayo de 2021 amplió el reconocimiento de la nacionalidad mexicana a descendientes de padre o madre mexicanos con lo que la población de nacionalidad mexicana abarca no solo a los migrantes y méxico-americanos sino a sus familiares que en conjunto suman 45 millones cuya suma arroja un total de 170 millones de ciudadanos mexicanos, sin que a la fecha se haya observado el cumplimientos de reservas que deben cumplirse para salvaguardar el interés de la seguridad nacional en cargos que sólo deben ser cubiertos por mexicanos nacidos en territorio nacional.

El momento es otro, en un país atrapado por un tratado comercial de alcances solo arancelarios, que lo sujeta a los condicionantes económicos estratégicos de orden mundial en la batalla comercial de control continental. Así mismo, al ser parte de la continuidad territorial continental de los Estados Unidos se establece una línea estratégica que debe aprovecharse.

Aunque, por el contrario existe, un “triunfalismo” de alto riesgo al sobreestimar el ingreso de las remesas que se celebran con gran satisfacción cuando se trata de un sacrificio del mejor recurso humano.

A la vez el Presidente ha manifestado recomendar a los migrantes mexicanos en el país vecino que no voten por el Partido Republicano, como represalia a discrepancias y fricciones con destacados miembros de dicha organización; se da excusas con ello a tomar represalias legales en su permanecía en el exterior.

México es país bisagra en el juego mundial de la migración de 281 millones de personas, en el cual debe promover el papel que juegan países de iguales dimensiones en otras regiones como lo hacen Grecia y Turquía con la migración que es un fenómeno mundial, no exclusivo del país; su esencia humanitaria lo convierte en un asunto de hondas raíces sociales, no sólo como un acoplamiento de los mercados laborales internacionales, menos aún admitir ser víctimas de la discriminación, racismo, o exclusión que sirvan de sembrar políticas de odio y rencor.

Te puede interesar

Como cada año, le prendieron al cerro de La Cruz

Abrir chat
¡Agencia Esquema te escucha!
Hola 👋
¡Agencia Esquema te escucha!